Harav Yitzchak Ginsburgh

Canal de Videos Gal-Einai

Loading...

jueves, 27 de septiembre de 2012

  1. En Sucot, La Fiesta de las Cabañas, representantes de las 70 naciones no judíos peregrinan al Templo en Jerusalem.
  • Durante Sucot son sacrificados 70 toros en el Templo en beneficio de las setenta naciones del mundo.
  • El primer día son sacrificados 13 toro, en el segundo 12, etc. El séptimo y último día de Sucot se sacrifican 7 toros, 70 en total.
  • Cada día de Sucot trae un nuevo sacrificio y una nueva razón para alabar a Dios.
  • EL Rey Shlomó celebró la dedicación del Templo en Sucot, describió cómo el éxodo de Egipto alcanzó su objetivo final.
  • El Rey Shlomó también señaló el siguiente objetivo: “Para que todas las naciones del mundo sepan que Havaiá es Dios, y no hay otro”.
  • El número decreciente de toros representa nuestro deseo de reducir la hostilidad y la oposición hacia el pueblo judío.
  • En Rosh Hashaná todo el mundo es juzgado, entonces no hay diferencia entre judíos y no judíos, u otras criaturas.
  • Al enfrentarse al juicio de Dios, todos los hombres son, por cierto, iguales.
  • En Rosh Hashaná, cuando la creación del mundo es reconsiderado y renovado, la elección de Israel también es reconsiderada y renovada.
  • En el mes de Nisán la elección de Israel la elección íntima de los amantes, una elección que ningún extraño puede concebir.
  • En Rosh Hashaná Dios examina el mundo para ver quién está haciendo avanzar su objetivo de regir el mundo entero.
  • En Rosh Hashaná el pueblo judío se para en la sinagoga proclamando la monarquía de Dios y coronándolo con el sonido del shofar.
  • El centro del juicio en Rosh Hashaná es que Dios reelige al pueblo judío que ha reconocido Su monarquía sobre el mundo.
  • Aquí los judíos sobresalen en contraste con su semejanza superficial con las naciones del mundo.
  • Durante los Días Tremendos, la elección todavía está oculta, en Sucot es revelada a través de nuestra propia aspiración de regocijarnos con las naciones del mundo.
  • El verdadero temor a Dios lleva a la humildad. La alegría es siempre un sentimiento de sustancia, siempre se relaciona a un logro o una nueva adquisición.
  • La alegría en Sucot que sigue al temor de los Días Tremendos equilibra nuestra auto confianza y recuperamos nuestra habilidad de decir lo que pensamos.
  • Siempre que estemos en un estado de temor y humildad, no despertamos oposición. Las naciones no judías concuerdan en que “la humildad es atractiva”.
  • Nuestra alegría sólo puede ser completa cuando se subyuga la oposición a que estemos erguidos, entonces los no judíos también se regocijarán en el Templo.
  • El regocijo en la festividad de Sucot sólo puede ser completo si incluimos a las 70 naciones en nuestro regocijo.
  • Una vez que los no judíos nos bendicen y contestamos “amen”! a su bendición, se puede formar una completa unión, y con ella una alabanza completa de Dios.
  • Sucot es un tiempo propicio para reunirnos con aquellos fuera del judaísmo en la creencia de que se puede lograr una paz internacional.
  • “Alaben a Dios, todas las naciones, exáltenLo todos los pueblos, porque Su bondad nos ha abrumado y la verdad de Dios es eterna, Haleluiá!”
  • No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada